Noticias

Continuidad y calidad de los servicios de salud sexual y reproductiva: una prioridad del UNFPA en Cuba durante la respuesta a la COVID-19

6 Enero 2021
Continuidad y calidad de los servicios de salud sexual y reproductiva: una prioridad del UNFPA en Cuba durante la respuesta a la COVID-19
Continuidad y calidad de los servicios de salud sexual y reproductiva: una prioridad del UNFPA en Cuba durante la respuesta a la COVID-19

Mujeres en edad reproductiva, embarazadas y personal de salud se encuentran entre las poblaciones clave que han sido beneficiadas por las acciones de la Oficina del UNFPA en Cuba durante la respuesta a la pandemia de la COVID-19.

Como resultado de la situación epidemiológica, el UNFPA armonizó los compromisos del Programa de País para 2020 con el Plan de Respuesta Socioeconómica Inmediata del Sistema de Naciones Unidas en Cuba a la COVID-19. Este plan adaptó a las condiciones nacionales la hoja de ruta que Naciones Unidas ha establecido a nivel global para apoyar el camino de los países en su respuesta a la pandemia y en su recuperación social y económica.

Uno de los pilares en los que se basa la respuesta socioeconómica inmediata del Sistema de Naciones Unidas en Cuba a la COVID-19 es “Salud primero. Protegiendo los servicios y sistemas de salud durante la crisis”, el cual se enfoca en fortalecer las capacidades del sistema de salud para continuar brindando servicios de calidad que salven vidas y mejoren el bienestar de las personas en el contexto de la COVID-19. La Oficina del UNFPA en Cuba ha contribuido a alcanzar este resultado a partir de intervenciones recogidas en el componente de salud sexual y reproductiva (SSR) de su Programa de País.

 

“Salud primero. Protegiendo los servicios y sistemas de salud durante la crisis” es uno de los cuatro pilares en los que se basa el Plan de Respuesta Socioeconómica Inmediata del Sistema de Naciones Unidas en Cuba a la COVID-19

 

Durante la emergencia causada por la COVID-19, el sistema de salud cubano definió a la SSR como parte de los servicios esenciales que se mantuvieron funcionando en todo momento y el UNFPA en Cuba acompañó estos esfuerzos con acciones dirigidas a contribuir a su calidad y continuidad.

Una de las principales contribuciones de la agencia ha sido la provisión de métodos anticonceptivos para evitar embarazos no deseados y garantizar el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos. De esta manera, en el mes de julio, fueron donados a los servicios de SSR de todas las provincias y del municipio especial Isla de la Juventud, 40 kits con anticonceptivos hormonales, entre los que se encontraban píldoras, inyectables y anticoncepción de emergencia. Más adelante, el UNFPA trajo al país 6 500 implantes y 22 500 píldoras más de anticoncepción de emergencia. Con todos estos insumos están siendo atendidas las necesidades de planificación familiar de 43 520 mujeres en edad reproductiva, con énfasis en adolescentes.