Noticias

Inauguran Jornada de Maternidad y Paternidad Responsable

14 Febrero 2018

El UNFPA en Cuba se sumó al Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) en su apuesta por una maternidad y una paternidad responsables, al sumarse a las "Jornadas Maternidad y Paternidad, iguales en derechos y responsabilidades", que inciaron el 14 de febrero de este 218, en el contexto de la celebración de los 30 años que lleva de fundado el centro.

En conferencia de prensa la directora de la institución, Mariela Castro Espín, hizo un llamado a la importancia que tiene la presencia de la madre y el padre en el desarrollo social de un niño y llamó a la sensibilización de la población cubana entorno a una lectura crítica de los modelos tradicionales de hombres y mujeres y de las pautas de crianza no saludables, naturalizadas por obra y gracia de una herencia muy patriarcal.

Estas jornadas, que inician en el Día del Amor y la Amistad y culminan el Día de los Padres, pero distinguen no solo estos días sino el de las madres y el de la familia, como los momentos más importantes para las actividades académicas, divulgativas, comunicacionales, comunitarias, para abordar los procesos de maternidad y paternidad desde la corresponsabilidad en la atención al desarrollo pleno y seguro de niñas, niños y adolescentes, explicó la doctora Castro Espín.

"Reconocemos esta actividad, y al CENESEX, por su acción docente, investigativa, y asistencial, y el posicionamiento que tiene de estos temas una y otra vez en el espacio público. Porque es fácil olvidarlos. Es fácil olvidar el tema de la maternidad y la paternidad cuando perdemos de vista que compete a ambos. Una adolescente sale embarazada, y no es responsabilidad solo de ella, pero generalmente sigue siendo colocada en las muchachas. Los programas educativos deben orientar no solo a las jóvenes sino incluirlos a ellos", añadió Rafael Cuestas, Coordinador Internacional de Programas del UNFPA.

La imagen puede contener: una persona, sonriendo

Las actividades buscan promover espacios de reflexión para socializar buenas prácticas y hacer énfasis en lo que significa para la sociedad que todas las madres y los padres se interesen en su preparación, incluso antes de la concepción, para aprender a ejercer sus derechos y responsabilidades en la educación de sus hijas e hijos.

De acuerdo con Castro Espín, también coordinadora de estas jornadas, "investigaciones realizadas en Cuba muestran que el papel principal adjudicado a la paternidad es el de ser garante del sustento económico de la familia, situando en un lugar secundario otros aspectos fundamentales de su vida. Cuando los padres no pueden ser “proveedores eficaces” desarrollan sentimientos de inutilidad con problemas de ansiedad, depresión, agudización de enfermedades crónicas, fantasías de suicidios, entre otras consecuencias".

Por otra parte, dijo, "desde la misma lógica se revela el protagonismo en las madres como cuidadoras encargadas de sus hijos e hijas, anulando en gran medida otros aspectos importantes de su papel en la sociedad. Cuando las madres reproducen estos modelos, se sitúan como indispensables, ejerciendo funciones sobreprotectoras en la crianza. La reproducción de estos modelos en los hombres y en las mujeres obstaculizan severamente el desarrollo de la autonomía de sus hijos e hija", apuntó.

Para Castro Espín, el ejercicio de la maternidad y la paternidad implica el cuestionamiento y la transformación de estos modelos y la visualización de sus efectos negativos en la crianza. «Se trata de un proceso complejo de cuestionamiento crítico de las pautas de crianza naturalizadas que no favorecen la autonomía de las hijas y los hijos. En la tarea de ser madres y padres muchos adultos no identifican el proceso de crecer como un camino que implica sucesivas separaciones de los adultos cuidadores, que desde cada nueva habilidad adquirida conduce a cada vez mayores grados de autonomía para la vida.

La actividad sirvió además como plataforma para el lanzamiento de la primera edición del Concurso de Fotografía Para crecer con amor, del Cenesex y la escuela de Fotografía creativa de La Habana, el cual convoca a enviar fotos que reflejen la maternidad y paternidad desde la igualdad de derechos y responsabilidades. El plazo de entrega vence el 15 de mayo, y las fotos deben enviarse impresas, en formato 15 x 16 cm, en dos modalidades: foto individual, y serie fotográfica, esta última que cuente alguna historia. (Dixie Trinquete/UNFPA, con informaciones de Granma y Radio Rebelde. Fotos: CENESEX)