Noticias

UNFPA y OMS hacen un llamado a la comunidad internacional para proteger la salud y los derechos de las personas mayores

29 Julio 2020

La Directora Ejecutiva del UNFPA, Fondo de Población de Naciones Unidas, Dra. Natalia Kanem y el Director General de la Organización Mundial de la Salud, OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus participaron en la conversación virtual: “Personas mayores y COVID-19: fortalecer la salud y los derechos a través de la acción colectiva”.

 

El evento, que tuvo lugar este martes 28 de julio y fue trasmitido en vivo a través de Youtube, abordó cómo la crisis provocada por la COVID-19 ha puesto en la mira la salud y los derechos de las personas mayores como parte del enfrentamiento a la pandemia a nivel global.

 

El foco de este evento se centró en analizar cómo las Naciones Unidas, junto a sus contrapartes de la sociedad civil, pueden contribuir con los Estados miembros a nivel global, regional y local para llevar a cabo acciones colectivas que preserven los derechos y la dignidad de las personas mayores en todo momento.

El UNFPA y la OMS, en colaboración con la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, OHCHR (por sus siglas en inglés), el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, UNDESA (por sus siglas en inglés) y la red global HelpAge International, organizaron este encuentro virtual.

Al iniciar la conversación la Dra. Natalia Kanem y el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus ofrecieron condolencias a todos aquellos que han perdido un ser querido durante la pandemia.

La directora ejecutiva de UNFPA destacó que la pandemia ha expuesto las brechas existentes en todas las sociedades; no obstante, dijo, la pandemia también abre la oportunidad de construir un mundo más equitativo para todas las personas de cualquier grupo etario.

Kanem apuntó que, para lograrlo, es esencial contar con datos sólidos. Por eso, “UNFPA apoya a gobiernos de todo el mundo en la generación de datos desagregados sobre las poblaciones de riesgo”.

Si bien el virus se expande entre personas de todas las edades, las personas mayores y aquellas con condiciones médicas preexistentes se encuentran ante un mayor riesgo de complicaciones y muerte por COVID-19. Personas sintomáticas de más de 70 años tienen una probabilidad veinte veces mayor de necesitar hospitalización que las personas adultas jóvenes. Mientras tanto, las tasas de letalidad muestran un mayor riesgo para las personas de más de 60 años, con resultados progresivamente peores en edades más avanzadas.

La Dra. Natalia Kanem explicó durante el evento que la discriminación contra las personas mayores en este contexto, marcado por la COVID-19, también debe analizarse en su intersección con otras formas de discriminación. “UNFPA siempre inserta la perspectiva de género en los análisis”, subrayó y enfatizó en las vulnerabilidades que enfrentan las mujeres de mayor edad.

“Muy importante es escuchar a las personas mayores, priorizar sus necesidades en las políticas que se implementan, hacer frente a la discriminación por edad, todo eso revisando las leyes existentes para asegurarnos que la salud, los derechos y las decisiones de las personas mayores son protegidas”.

Además, Kanem destacó la diversidad dentro de este grupo etario y la importancia de incluir a aquellas personas que viven con discapacidades en los análisis sobre cómo la COVID-19 hace más vulnerables a las personas mayores.

Según avanza la pandemia en países de bajo, medio y alto ingreso, las necesidades de las personas mayores pueden diferir, y las tasas de enfermedades severas y mortalidad entre personas mayores pueden aumentar, mucho más si los sistemas de salud y protección social más frágiles se ven desbordados.

 

En ese sentido, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, abogó por políticas más inclusivas para las personas mayores.

 

Adhanom apuntó que “cada vida es preciosa, sea cual sea la edad. No podemos permitir la narrativa de que vale la pena salvar algunas vidas y otras no. No debemos perder vidas, sea cual sea la edad”.

 

Todos los panelistas coincidieron en que los esfuerzos para proteger a las personas mayores deben prestar atención a la diversidad de este grupo etario, su capacidad de resiliencia y los múltiples roles que desempeñan en nuestras sociedades.

 

Además, explicaron, se deben reconocer sus contribuciones antes y durante la presente crisis, incluyendo a aquellas y aquellos que trabajan como profesionales de la salud y proveedores o proveedoras de cuidados.

 

En Cuba, UNFPA ha apoyado acciones relacionadas con la protección de la salud y los derechos de las personas mayores antes y durante la pandemia.

 

Del 12 al 14 de febrero de este año, UNFPA Cuba, junto a la Fundación Friedrich-Ebert-Stiftung y Oxfam, apoyó el primer Taller Nacional de Estudios sobre Cuidados en el país. En este encuentro participaron la Universidad de La Habana, la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, la Universidad Central de Las Villas y la Universidad de Oriente, el Centro de Estudios de la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas, el Grupo de Investigación América Latina: Filosofía Social y Axiología del Instituto de Filosofía del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, el Centro de Estudios Demográficos, la Oficina Nacional de Estadísticas, la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología, la Dirección Provincial de Trabajo de La Habana y Pinar del Río, el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, el Centro Félix Varela, el Centro Oscar Arnulfo Romero, la Revista Mujeres, el periódico Juventud Rebelde, la agencia de prensa International Press Service y la Oficina del Historiador de la Ciudad.

 

El taller destacó, antes de que se expandiera a nivel global el nuevo coronavirus, que el envejecimiento de la estructura de edades de la población cubana ha puesto los cuidados en la agenda pública y de gobierno por los desafíos que imponen el incremento de la demanda y la provisión de estos servicios.

 

Como parte de la respuesta nacional a la pandemia, UNFPA Cuba, de conjunto con el Sistema de Naciones Unidas en Cuba, ha apoyado la elaboración y promoción de productos informativos y educativos dedicados a las personas mayores y a las relaciones intergeneracionales